Traducciones Jurídicas

TRADUCCIONES TÉCNICAS

 

 

Las traducciones jurídicas son todas aquellas traducciones de documentos de carácter legal, relacionados con las leyes y con cualquier proceso jurídico que implique el derecho procesal o administrativo.

Es importante identificar sus características ya que son especialmente delicadas. En principio porque cada cultura o idioma puede tener una interpretación diferente, que requiere mayor conocimiento y análisis a la hora de traducir. Por otro lado, gramaticalmente se debe contar con una gran experiencia al realizar traducciones legales o jurídicas. Por lo tanto es necesario realizarlas con un traductor oficial que garantice y certifique la traducción.

En ocasiones se puede confundir una traducción jurada con una traducción jurídica, por lo que explicaremos qué implica cada una de ellas y además, analizaremos sus características y la importancia de contar con un traductor oficial, especialmente para estas traducciones.

Traducción jurídica y traducción jurada. H2

Sabemos que la traducción jurídica es aquella realizada sobre documentos de carácter legal. Sin embargo, dependiendo del tipo de documento que se traduzca y del destino que se le de a la traducción realizada, existen documentos que se deben certificar con firma y sello del traductor y aquellos que no. Por lo tanto las traducciones de documentos jurídicos pueden ser:

—Traducciones simples: son todas aquellas traducciones de orden legal que no necesitan la certificación (firma y sello) del traductor.

— Traducciones juradas: Son todas aquellas traducciones de documentos jurídicos que requieren la firma y sello del traductor

En conclusión, ambas pueden ser consideradas una traducción jurídica, con la diferencia que una está firmada y sellada por el traductor (traducción jurada) y la otra no (traducción simple).

Aspectos de las traducciones jurídicas realizadas por ABC Traducciones H2

Un aspecto importante a destacar es la calidad de las traducciones, la cual no tiene que ver con el tipo de traducción sino con la experiencia y cualificación del profesional. En este caso, ABC Traducciones tiene más de dos décadas de experiencia y garantiza la misma calidad en las traducciones ofrecidas sean o no juradas.

Además, cabe destacar que para entregar los documentos traducidos, incluso aquellos que están juramentados por el traductor oficial, se puede utilizar un escáner ya que en muchas ocasiones la entrega en otro formato, o de manera presencial, no puede efectivizarse.

Por último, en ABC Traducciones el precio del servicio depende del tipo de documento que se deba traducir. Dicho esto, es importante aclarar que en la mayoría de los casos y a diferencia de otros traductores, el precio se rige por la cantidad de palabras que contiene el documento, en lugar de la cantidad de páginas.

Traducciones jurídicas de legalizaciones H2

Habitualmente, en este ámbito jurídico nos encontramos con documentos que requieren una legalización. Naturalmente, la traducción de esta legalización debe ser realizada por un traductor oficial, cuya firma y sello se encuentren registrados en el ministerio de relaciones exteriores, así como también en el consulado correspondiente al idioma en el que se traduzca. De otro modo la traducción no sería considerada oficial, por lo que la legalización traducida carecería de valor al ser presentada.

La legalización, que en Colombia es llamada apostilla, indica que los datos contenidos en el documento son fieles a la realidad y que no presenta información apócrifa. Ocasionalmente esas apostillas son redactadas en varios idiomas, pero es muy común encontrarse con legalizaciones realizadas en un solo idioma y, por lo tanto, necesitan una traducción oficial. Para realizar esta traducción y que sea considerada válida, el traductor debe acudir a la notaría donde se encuentra registrada su firma y solicitar que el notario certifique que es la firma auténtica.

Características de las traducciones jurídicas certificadas H2

Todas las traducciones oficiales ya sean jurídicas o no, siempre que estén certificadas por un traductor oficial, contienen:

— Fecha de la traducción

— Numeración de la traducción

— Firma del traductor

— Sello del traductor

El resguardo de los datos están asegurados por el juramento de confidencialidad que todos los traductores oficiales realizan. Adicionalmente, todas las traducciones, por el hecho de ser realizadas por un traductor oficial, se archivan y guardan por un período de dos años.

La responsabilidad del traductor en las traducciones jurídicas H2

La traducción es un proceso de comunicación, a través de este proceso la información contenida en los documentos pasan de un idioma a otro. Sin embargo no basta con esto, ya que la traducción jurídica debe comprender los conceptos y sus significados, para adaptarlo todo al contexto jurídico de la lengua en la que se está traduciendo.

De igual forma, en términos de traducción jurídica, puede ser necesario pasar de un sistema legal a otro sistema legal. Entonces, es fundamental que la traducción jurídica sea realizada por un traductor oficial.

Cuando se realizan traducciones del tipo legal o jurídicas, el traductor debe saber asignar el significado correcto a las palabras en base a los documentos proporcionados, antecedentes legales y el significado de los procedimientos de ejecución del documento. Por lo tanto, debe tener un conocimiento profundo de las normativas, regulaciones y leyes vigentes.

Definitivamente, queda claro que si estas se realizan por una persona sin certificación o experiencia, las traducciones jurídicas pueden tener consecuencias negativas graves, porque migrar de una cultura a otra, de una legislación a otra o de un idioma a otro, puede significar la adaptación de elementos culturales y legales que influyen en la interpretación del documento.